La importancia del uso de secadores en invierno

uso de secadores en invierno

El rendimiento de cualquier compresor de aire puede verse afectado por las condiciones del ambiente. Esto se debe a que estos dispositivos generan determinada cantidad de agua (algunos en mayores dosis que otros), dependiendo de las propiedades del aire de entrada y, por lo tanto, de las condiciones climáticas circundantes. 

Aunque se sabe que las temperaturas bajas son más favorables para el funcionamiento de las máquinas, durante el invierno puede observarse un alto grado de condensación en las tuberías y, con ello, un aumento en el volumen de agua en el sistema. Este fenómeno puede afectar negativamente el desempeño del compresor, causando corrosión, tanto en la aparato mismo, como en las conexiones y el montaje en general. 

Para solucionar ese problema han sido creados los secadores, mecanismos que permiten reducir, de manera considerable, el contenido de humedad y vapor presente en el aire comprimido, haciéndolo más limpio y prolongando así la durabilidad de su dispositivo y de la instalación entera. Son fabricados en distintos tipos, dimensiones y volúmenes de secado; la elección dependerá de las características propias de su compresor y su entorno de trabajo.

Además de la condensación en la línea de aire que puede causar fugas, estropicios y (como comentamos en párrafos anteriores) corrosión en los tubos, acoples, tanque y hasta en herramientas y otros equipos que sean conectados al compresor, existen más riesgos atribuibles a las bajas temperaturas.

El exceso de agua en el caudal de aire, puede viajar a través del dispositivo hasta los depósitos de aceite, provocando la deficiente lubricación que puede devenir en un funcionamiento defectuoso, el consiguiente rápido deterioro de los componentes y, en el peor de los casos, provocar la avería parcial o total de la máquina.

En casos extremos, en lugares donde el clima es realmente frío, puede presentarse también el congelamiento de tubos, filtros, drenajes, e incluso del sistema de enfriamiento.

Por todo lo anterior, es de vital importancia cuidar su equipo en invierno, así como verificar que esté libre de excesos de agua para que se mantenga trabajando de manera adecuada. Contar con un secador de aire le ayudará a evitar altos costos en mantenimiento o reparación, hará más eficiente el trabajo de su compresor de aire y alargará su vida útil. 

Ofrecemos una amplia gama de productos, entre ellos secadores, filtros y demás accesorios; contamos con un equipo de especialistas altamente capacitados para asesorarlo en su compra. 

CBS, 50 años de experiencia en soluciones neumáticas.

Más Articulos

Compresores en talleres mecánicos

Es innegable la importancia del aire comprimido en talleres de reparación de automóviles, laminado y pintura, llanteras, vulcanizadoras… La gran demanda y la creciente profesionalización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CIUDAD DE MÉXICO
(55) 2121 3544

GUADALAJARA
(33) 2014 1340

HERRAMIENTAS Y UTILIDADES