Uso de compresores en la industria del calzado

Uso de compresores en la industria del calzado

El zapato es, sin duda, uno de los productos de consumo más antiguos que existen. Con el transcurrir de los años, su elaboración pasó de obedecer a una necesidad básica de protección, a convertirse en una de las industrias que más dividendos genera a nivel mundial. 

Este crecimiento exponencial ha afectado sustancialmente la manera de producir. Las técnicas de fabricación que por siglos fueron artesanales y casi completamente manuales, han llegado a convertirse, en la actualidad, en procesos automáticos, en gran medida; lo que permite abastecer el enorme y creciente mercado y hacerlo, además, con altísimos estándares de calidad. 

Detrás de esta transformación, podemos hallar la importante presencia del aire comprimido; dotando a los mecanismos con la energía suficiente para llevar a cabo en segundos, las tareas que a la mano humana le tomarían mucho más tiempo. Cada vez son más las herramientas neumáticas utilizadas en gran parte de la confección de calzado y marroquinería.

La primer parte del procedimiento de fabricación consiste en el cortado de piel, suajado del patrón y pespunte. Luego, durante el aparado, se emplean máquinas de coser que utilizan cortahilos y bastidores neumáticos. 

Para el prensado y montado del zapato se hace uso del aire comprimido con el fin de obtener un mejor ajuste del corte sobre la horma. También es empleado en las prensas para la elaboración de calzado vulcanizado, puesto que es imprescindible contar con presiones elevadas en la estación de trabajo para conseguir el resultado idóneo.

Asimismo, en la realización de terminados es de vital importancia el empleo de compresores; la aplicación de tintes, barnices, remaches, broches, estoperoles y demás acabados en calzados, bolsas, carteras y cinturones se vuelve más rápida, económica y eficiente gracias a la utilización del aire comprimido. 

El constante crecimiento del mercado, la progresiva demanda de artículos y la constante innovación en técnicas de fabricación, exigen a la industria del calzado y la marroquinería el uso de maquinaria especializada que garantice la efectividad en los procesos y que permita crear un mejor producto a un menor costo. Disponer de herramientas neumáticas que aceleren la producción y posibiliten un adecuado control de calidad se convierte, cada vez más, en una imperiosa necesidad para los empresarios. 

Contar con un compresor de excelente manufactura, que garantice la correcta operación de sus máquinas y entregue una potencia, caudal y presión suficientes para realizar las tareas, es fundamental en el establecimiento de una estación de trabajo eficaz. 

En CBS contamos con un equipo de especialistas a su disposición para ofrecerle la asesoría necesaria y facilitar su experiencia de compra. 50 años de experiencia nos respaldan. 

Más Articulos

Industria petrolera y aire comprimido

Industria petrolera y aire comprimido

A estas alturas de la civilización humana, es innegable la valiosa presencia del aire comprimido en la mayoría de cadenas de producción. Lo encontramos proporcionando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CIUDAD DE MÉXICO
(55) 2121 3544

GUADALAJARA
(33) 2014 1340

HERRAMIENTAS Y UTILIDADES